Publicado el

DEL ARTE METAFORICO, UNA CHARLA CON OCTAVIO OCAMPO

050110
 
DEL ARTE METAFORICO, UNA CHARLA CON OCTAVIO OCAMPO
 
 

¿Cómo se acercó usted a la pintura?
Desde muy pequeño. Siempre me ha gustado pintar, mis padres me daban colores para dibujar y desde muy pequeño me gustó este estilo de pintura, de hacer varias imágenes a la vez. Primero con soluciones muy sencillas y ahora soluciones más complicadas para hacer este estilo que yo le llamo “metamórfico” porque una imagen se transforma en otra.

El estilo es algo que los artistas siempre están buscando. ¿En que momento de su pintura sintió usted que ya había un estilo?
A los 33 años decidí que me iba a dedicar exclusivamente a la pintura, porque antes estuve haciendo muchos otros oficios dentro del arte. En ese momento me di cuenta de que lo que más me interesaba, que lo que sabía hacer mejor era pintar. En ese momento también me dí cuenta que dentro de mi pintura existía este efecto de varias imágenes en el mismo espacio y decidí que, aunque es difícil el camino, me gusta, me entusiasma mucho; al grado que actualmente pintar una sencilla imagen figurativa me da pereza o se me hace muy simplona.

¿En esa época de penurias cuál es el sentir del artista, hay momento en que se quisiera claudicar, quemarse las naves?
Si y en mi caso yo cambié mucho de oficio. Me dediqué mucho tiempo a la escenografía, me dediqué a la actuación, al modelaje, a muchos otros oficios. Pero finalmente, me di cuenta de que lo que se hacer mejor, es pintar.

Una vez que se encuentra el coraje para dedicarse al oficio, para encontrar el estilo, ¿cómo llega usted a este estilo metamórfico, a poder crear varias lecturas de un mismo cuadro?
Me gusta esta cuestión de dobles imágenes que se ven en la misma naturaleza, por poner un ejemplo el Itztlazihuatl es un cerro y a la vez es mujer dormida. Entonces desde chico me gustó esto de hacer este tipo de dobles imágenes y de repente, en lo que pintaba, aparecía mucho esta dualidad de imágenes. Además es algo que siempre percibo, siempre estoy percibiendo como otras dimensiones, me gusta esa dualidad o multiplicidad de la vida, que no es solamente esta vida carnal, terrenal que llevamos, sino que pienso que tenemos otros niveles de vidas.

Esa multiplicidad de imágenes que están en los cuadros, cuando uno los disfruta, parecería que es muy difícil de hacer. ¿Lo es?
Pues en un principio si, pero ya tengo yo un cierto oficio, una cierta manera. Bueno, primero tengo un oficio para pintar, creo; y luego tengo un cierto camino por donde se me van ocurriendo las cosas, se me van ocurriendo diferentes soluciones para ir haciendo diferentes pinturas con varias imágenes a la vez. Voy tratando de que coincidan la línea, el color, el claroscuro, en fin; que coincidan todos estos elementos para hacer varias imágenes.

Ya que se logra esta técnica, ¿cómo se van eligiendo los temas?
En lo que voy viviendo, lo que se me va ocurriendo, lo que me va gustando, en lo que creo, en lo que pienso, lo que siento. Sí, sobre todo lo que voy viviendo.

En algunos casos se vuelven ciertamente como iconos que hemos visto muchas veces, que vemos en muchos lugares en la calle, el poder lograr un icono, ¿cómo lo mueve a usted como artista?
Yo me inspiro en muchos de los iconos que ya tenemos; Jesucristo, a veces son estrellas de cine y últimamente que fui a la india me ha dado por pintar dioses hindúes. He pintado dos budas, en fin. Son cosas que voy aprendiendo, que voy viendo, que me van motivando para hacerlas, recrearlas y así, poder dar a la gente lo mejor que puedo.

En sus obras hay muchas lecturas. ¿Usted que quisiera que la gente apreciara de sus cuadros?
En un mismo cuadro verán varios sentimientos a la vez. A veces son muy duales. Por ejemplo puede sentirse mucha alegría en algunos, en otros hasta temor. Una serie de sentimientos, misticismo, sentimientos de amor, trato de que por lo general sean sentimientos positivos. Pero no nos podemos distanciar de lo negativo que existe en esta vida. Yo siento que si hay mucha dualidad en esta vida. Como en muchas culturas se habla de yin y el yan; del positivo-negativo, sístole-diástole, en fin de toda el movimiento del universo que esta hecho de fuerzas positivas y negativas.

El artista tiene una actividad muy solitaria en el estudio, mientras pasa horas frente al lienzo preparando el cuadro; y de pronto se encuentra en situaciones en la que la gente se le acerca a pedirle un autógrafo, a comentarle su experiencia frente a un cuadro suyo. ¿Le parece que es un rito que hay que cumplir? ¿Le molesta cumplirlo o lo hace con facilidad?
No, no me molesta para nada. Me halaga incluso la mayoría de las ocasiones. Porque si, como dijo, es un oficio muy solitario el de pintor. He estado yo en otros oficios donde participo con mucha gente, como en el teatro, depende uno de muchas personas, depende uno del escritor, del director, de los compañeros actores, del tramoyista, en fin, de todo un personal, en el cine es lo mismo es un trabajo muy de conjunto. Cuando trabajaba en el espectáculo, me divertía mucho el estar entre toda esta gente y el haber estudiado actuación, el haber estado trabajando como actor, me ha ayudado mucho para poder desenvolverme en estas situaciones a pesar de que soy muy tímido. No me molesta, no me molesta, creo que me puedo más o menos desenvolver.

Cuando se siente el aprecio de la gente por la obra de uno, ¿hay algún recuerdo que le llegue a la mente en los primeros trazos, en el primer acercamiento hacia el dibujo, en los años mozos, algo que le recuerde que a lo mejor nunca se imaginó el estar en una circunstancia como ésta?
Si, pues si tengo muchos recuerdos entre buenos y malos, como decía que si es difícil empezar a vivir de la pintura, si tuve muchas malas experiencias, en que señoras que me encargaban retratos, finalmente no me los querían pagar, entonces me quedaba yo con el retrato; o simplemente se me escabullían los clientes en fin. Y siempre cuando uno esta pequeño siempre tiene las ganas de triunfar, de llegar a ser alguien en la vida y pues si en estos momento me satisface que son como logros, para mi es un logro llegar a una universidad como ésta, a un salón tan bien puesto como este, y exponer con tanta
gente tan bella, con las autoridades tan amables, entonces pues si, lo siento como un logro y me gusta aunque no soy últimamente tan sociable, tan social, cada vez me voy retrayendo más. Cada vez disfruto más de mi soledad, siento más obligación de estar yo sólo en mi casa pintando que es, pienso, lo que debo de estar haciendo para los demás, más que estar dando últimamente la cara, que ya se está ajando demasiado.

Dice usted una palabra que me llama mucho la atención, la “obligación”, cual es la obligación del pintor, del artista?
Yo creo que el artista tiene una función muy importante en la sociedad y uno la debe de cumplir; a los artistas nos corresponde dar el circo; divertir, dar toda esa serie de enriquecimientos del alma, de los sentimientos y el arte es la base para eso.

 
Publicado por Abraham Chinchillas a las 08:55  en su Blog "La Fuga de Dios"  en Blogger (Selección de Patrick).
 

Acerca de patrickjonas

Este es uno de varios de mis blogs. En las páginas dice: Visita mis otros blogs y allí en uno de ellos está mi identidad. (patricia roi jonas)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s