Publicado el

RECUERDOS E IDEAS..

Yo era virgen a los dieciocho años.  Creo que hombres y mujeres somos distintos.  Mi madre me enseñó a los once años yo era una mujer porque podía tener un hijo.

Me casé un día de verano. No me casé por la iglesia, sólo por el registro civil. Me casé con un hermoso vestido de calle de seda de color café, flores anaranjadas  y hojitas verdes.

El primer hombre con quien tuve relaciones sexuales fue mi esposo.  No tuvimos luna de miel. La fiesta de matrimonio fue sencilla, un almuerzo en casa de mis padres y después nos fuimos a nuestra casa, un departamento pequeño que habíamos arrendado en una calle llamada Antílope.

Era un bello y pequeño departamento de un ambiente,  gris perla y rosa. Al principio no teníamos muebles sólo nuestra cama. Un amigo nos regaló una hermosa mesa de madera de pino estilo frailero con dos bancas, pero llegaría algunos días más tarde. Yo había comprado como parte de mi ajuar, un juego de té de loza checoslovaca, toallas de colores y muchas otras cosas para la casa. Y me regalaron, además, una batería completa de cocina. Tenía una alfombra araucana con franjas de colores que colocaba en el suelo, y allí colocaba todas las cosas para comer y un jarro con flores.

Cuando en la noche miraba por la ventana que era muy grande y veía el cielo directamente porque no tenía persianas ni cortinas, pensaba que nadie había más feliz que yo.

Amé mucho a mi esposo y tuve con él hijos, y amo mucho a mis hijos.
“Planificación y control de natalidad. Decidimos con mi esposo no tener más hijos. 
Dejé de amar a mi esposo después que nacieron mis hijos. Vivimos juntos y nos separamos de hecho en 19… Mis hijos quedaron con su padre. 

La vida nos llevó por caminos distintos y a veces lejanos. Salí al extranjero. Tuve otras relaciones y parejas sentimentales.

“Cuando regresé a mi país me separé legalmente de mi esposo. Anulé mi matrimonio en la Corte de Apelaciones de (…).  Después de anular mi matrimonio no volví a tener una relación sexual  ni sentimental con ninguna otra persona.

Mi esposo se casó de nuevo y tiene otros hijos. Es feliz y yo también a mi manera. Yo ya no amo a mi esposo y pienso que nunca he amado a otra persona.

“Creo que se puede tener sexo sin estar enamorada.  Y al mismo tiempo experimentar sentimientos y emociones intensas.

Es necesario si, atracción sexual. Y también respeto mutuo pienso yo.
De la ingenuidad no soy, pero tampoco de la impudicia
.

“Pienso que es posible que las virtudes y las emociones, sentimientos y pasiones se ejerciten al mismo tiempo.
Busco virtudes: la prudencia, la fortaleza y la templanza. La fe, la esperanza y la caridad y he descubierto ultimamente la compasión.

Acerca de patrickjonas

Este es uno de varios de mis blogs. En las páginas dice: Visita mis otros blogs y allí en uno de ellos está mi identidad. (patricia roi jonas)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s