Publicado el

LIBRO “TAWARDAT NJLA – LA ROSA DEL DESIERTO” DE MAIKA ETXARRI

(Mi madre está muy grave con una leucemia en Cuidados Paliativos necesito me ayudéis a difundir mi libro dedicado a ella. Un saludo cordial Maika Etxarri Yábar)

Biografía

 

Maika Etxarri (Pamplona, 1964) escritora novel. Ejerció como enfermera en el Hospital San Pablo y Santa Tecla de Tarragona, en el Hospital Reina Sofía de Tudela y en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Navarra de Pamplona. Este último trabajo supuso un valioso aprendizaje por convivir en cada instante con el dolor y el sufrimiento ajeno, con la otra cara de la vida, próxima a la muerte. Fue la etapa de su vida más reflexiva, donde observó la enorme fragilidad y vulnerabilidad del ser humano. No le quedaron dudas: no importa lo que una persona posea materialmente, sino el amor incondicional de sus seres queridos.

Paz, solidaridad, justicia e igualdad son los valores esenciales que fijan su rumbo, su caminar en este sendero de las nubes blancas.

Se considera una ciudadana más del mundo. Por bandera la paz, ninguna religión, ni partido político, tan sólo guiada por el corazón y el alma…

Reflexionando continuamente la filosofía de la vida, escribe éste, su primer libro de prosa poética “Talwardat Nljla”. Con su poesía y sensibilidad, Maika Etxarri nos presenta una bella obra dedicada al poder del amor, a su madre, a la Madre Libertad, a la Madre Tierra, a la mujer coraje y madre libre.

                                                    Sinopsis

 

Talwardat nljla es una obra literaria de prosa poética, un viaje donde la poeta nos transporta a los misteriosos orígenes del pueblo esenio. Es un viaje ilusorio a culturas ancestrales, en el tiempo inmemorial, desde Tierras de Egipto hasta la antigua Palestina, desde el Tíbet a las Tierras Inmortales del Himalaya, desde Tierras del Nepal a India, desde India al desierto del Sáhara, morada del pueblo ancestral bereber. Es una metáfora alegórica sobre la magia de un amor profundo y oculto, un amor de fuego sagrado, entre Jesús Cristo esenio y María de Magdala. El despertar a la luz de un amor inmortal existencial, en los límites de la realidad pragmática, a orillas del mar Muerto, en Qumrán.

Una hermosa obra poética sobre la verdad del amor entre almas de luz, desde el principio del Universo, desde el origen de los Tiempos.

                                           Mi agradecimiento eterno

A mi madre, la más bella flor de Jericó, la joya del Nilo, la auténtica flor de loto en el jardín del Edén.

Madre, te quiero, tu alma dulce es mi bello universo. Te quiero aquí y ahora, en el eterno presente, lirio-rosa de mis sueños. Amor de noche plateada. Noche, sendero de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso. Infinitas gracias madre por el inmenso regalo de la vida.

Al Ser Supremo divino, único creador de nuestro universo, fuente inefable de eternos pensamientos y sentimientos, fuente de nuestra vida. Infinitas gracias por el brillo plateado en la inmensidad de los océanos transparentes, en las noches estrelladas de terciopelo raso. A la fuente de toda inspiración artística y creativa que se desarrolla en el universo, fuente de nuestro amor, de nuestra infinita paciencia, de nuestro auténtico valor y coraje, de nuestra eterna sonrisa al niño interior.

Infinitas gracias a todos mis seres queridos, a mis padres, a mi hijo, a mi familia, amigos y maestros, por la escuela de la vida. A todos aquellos que inspiraron  mi obra literaria, por su paciencia infinita. A todas las personas de corazón noble y solidario, por mi despertar a la verdad. A todas las flores de Alejandría repartidas por el mundo, desde Oriente a Occidente, por mi despertar a la música del silencio y del amor.

Al poder de la palabra. A un abrazo, a un amor, al valor y coraje por vivir, al poder de los sueños, los que tenemos y los que están por venir. A mi alma, a tu alma, a nuestro despertar al alba. A nuestro amor en la luz del alba…

Desde la “Ciudad de los Vientos Indomables” ensalzo bellas palabras olvidadas por el pueblo. Palabras dulces y bellos sonidos de plata… Gratitud, paz y verdad. Libertad, solidaridad, justicia e igualdad. Palabras con bellos sonidos, reflejos poéticos llenos de esperanza.

Firmado: “Un espíritu libre volando hacia el mar de Galilea, enarbolando la bandera de la libertad” “Vivo en el eterno presente, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud y yugo del nuevo orden establecido”

 

                                          Fuentes de inspiración

Agradezco la fuente de inspiración de este libro a mi querida madre Juana, la flor más bella de mi jardín del Edén. Eres mi rosa de Jericó, la rosa querida y amada de mi desierto, de este inmenso desierto que es la propia vida humana, en el umbral de mi propia existencia mortal… A mi madre con amor, eres Mióstenes, la estrella más brillante de nuestro universo celeste, la que guía mi destino a cada instante, en cada pedazo de mi vida consciente. Eres dulce estrella, mi flor bella espiritual, la que florece en el jardín del Edén de nuestro universo, de nuestra inmensa Vía Láctea…

Madre, flor de Edelweiss hoy renaces a la luz eterna, siendo la estrella más brillante de este universo cósmico. Madre, rosa de mi desierto, flor de lirios enmudecidos, a la que debo mi vida entera y mi propia alma…

Madre, luz bella e intensa de este inmenso jardín divino. Madre, alma pura, neta y blanca al llegar la fría madrugada. Madre, sol radiante, luna bella en mi horizonte. Madre, tú eres el árbol de mi vida, mi principio y mi final. Madre, tú eres mi génesis y mi luz blanca, al final de este túnel celeste, hacia el infinito universo existencial. Yo te dedico este libro con amor infinito, con amor universal, por la realidad de tu existencia como alma libre, sin cadenas, sin jaulas doradas, sin candados de acero y plata, que coarten tu vuelo libre e inmortal hacia la inmensidad del espacio cósmico. Madre, de alma sagrada, tú eres lo más importante de mi alma y de tu alma.

Madre, tú sabes cómo soy yo realmente, sin perjuicios, sin disfraces, ni máscaras sagradas. Madre, tú eres el único alma que conoce mis secretos, mis profundos despertares al alba. Madre, tú sabes cuánto amo y quiero con mi corazón desnudo al alba. Madre tú lo eres todo, todo en éste, mi universo al alma… Tú eres el reloj de mi vida, de mi tiempo y de mi alma.

Madre, hoy naciste hermosa, libre cual gaviota blanca, al alba… Madre, hoy un nacimiento a la luz eterna, con tu alma y mi alma…

 

Agradezco igualmente, como fuente inspirativa de esta obra al Ser Supremo, origen de nuestro universo. Ser divino fuente de todo, de lo material e inmaterial, fuente de nuestra vida, de nuestra propia muerte y de nuestra realidad existencial. Fuente de la inmensidad que nos rodea, de todo el cosmos y de la Vía Láctea.

Fuente de la energía universal, y de la creación misma. Fuente eterna de nuestros sentimientos, de nuestros deseos y anhelos. Fuente eterna consciente de nuestros propios pensamientos, de nuestras creencias culturales y religiosas. Fuente de las semillas del árbol sagrado de la vida, desde el principio de la humanidad, desde el Génesis, desde el inicio de la vida.

Fuente del Big-Bang, fuente de esa enorme explosión nuclear de creación, de la vibración del universo entero y expansión por los confines del universo etéreo… Fuente de aceleración y desaceleración entre los astros, entre los cuerpos físicos, celestes y espirituales. Fuente de atracción y repulsión de energías vibratorias, de cuerpos gravitacionales, y extra-gravitacionales.

Fuente de los recursos naturales de la humanidad, fuente origen de autopistas celestes  para acortar el tiempo, a través de los puntos Omega del universo. Fuente de relación inter-dimensional, entre realidades fluctuantes, entre realidades paralelas de nuestro propio universo existencial. Fuente de toda inspiración poética y creativa que se desarrolla en el cosmos, fuente inspirativa de nuestras nuevas obras y creaciones artísticas.

Fuente de nuestro amor, de nuestra gratitud, de nuestra paciencia, de nuestra sensibilidad, de nuestra propia libertad humana.

Fuente de espíritus libres volando hacia el mar de Galilea, sin límites en la luz, ni en el amor, con innovación sobre la fuente divina.

Fuente de ángeles puros y blancos, almas cuyo estandarte es la paz universal, la libertad sin fronteras, la solidaridad, justicia e igualdad, sin límites en la luz blanca y etérea, sin límites en el amor, sin límites en su corazón.

Agradezco a la fuente inspirativa de ésta, mi primera obra literaria.

Fuente de cartas entrelazadas, a través del viento, entre Oriente y Occidente, entre Norte y Sur.

Fuente de flores de luz blanca repartidas por el mundo, entrelazando hilos de seda finos, destellos suaves de sol dorado y purpurina luna de plata.

Fuente de corazones inmensamente solidarios, en esta humanidad existencial… Recuerdos inmensos de almas puras, verdaderos corazones sin fronteras en la luz… Fuente de luz inmensa, sin límite para soñar, de energía infinita para amar con pétalos rojos de inmensa pasión. Pasión desmedida, desbocada al universo etéreo de nuestros sueños. Fuente sin límite de nuestros benditos sueños, sueños que se cumplen con el poder del amor. Amor poderoso que es capaz de saltar fronteras, derribar murallas, incluso montañas elevadas.

Fuente de hermosas flores de Alejandría, flores expandidas en los confines terrenales por el amor universal.

Fuente de espíritus libres volando hacia el otro lado de la luz, hacia el amor universal inter-dimensional. Fuente de vida de bellas flores blancas… Mariposas libres volando hacia las tierras de la libertad humana. Fuente de vida de sutiles almas puras, en crisálidas de mariposas blancas.

Fuente de la entrega y devoción de nuestras propias almas, del trabajo silencioso, del valioso tiempo del alma humana. Fuente de gratitud a los voluntarios de todas las ONG del mundo conocido existencial, por regalar millones de sonrisas eternas, a frágiles mariposas desterradas, en eternas vitrinas acristaladas.

Fuente inagotable del valioso tiempo para el amor verdadero, para el amor universal, en nuestra propia existencia humana.

Fuente del polvo cósmico de estrellas plateadas, de nuestra propia unidad, de nuestro propio Yo, en éste, nuestro propio universo inter-dimensional. Nuestro único universo que debemos cuidar por su enorme grandiosidad, entrelazando nudos de amor inmortal entre las almas llenas de infinita caridad.

Fuente eterna de la paciencia, del amor, verdad,  paz y gratitud,  a todos los seres queridos, a los que están y a los que partieron a otra realidad existencial del alma humana.

Fuente del poder del amor, que es capaz de superar barreras entre países, entre almas, entre realidades diferentes, entre átomos y electrones.

Fuente suprema del alma, que lucha con coraje, que alcanza sueños inalcanzables, que ama, que disfruta con la música de un piano al alba. Y con la música de un arpa al fondo dormida, descubre su alma…

Fuente suprema de amor y justicia social, de nuestro intenso amor divino, lejos del tiempo y del espacio perdido.

El amor es una canción para recordar, eternamente… Momentos e instantes mágicos detenidos en el tiempo, colapsados por nuestras velas incendiarias, por el brillo de nuestras almas ilusorias, en el camino de las nubes blancas.

A las almas libres, hermosas que trascienden lo material e infinito, que siembran flores preciosas en este jardín de la vida, en éste, nuestro jardín del Edén humano.

A las almas bellas, madres coraje, cuyo brillo de sus ojos reflejan un amor infinito en  la eternidad consciente… A las almas hermosas que transmutan sus propias partículas diminutas de polvo cósmico en pétalos rojos pasión, en pasión desmedida hacia el universo etéreo… A los corazones hermosos, flores violetas en el paraíso eterno…

A los seres especiales, amables, bondadosos, corazones sin fronteras, sin límites, trabajadores  incansables hasta el último instante, hasta el último soplo de vida humana.

A las almas de luz blanca, luz neta y clara, almas generosas hasta las entrañas. A las flores desgarradas, en la plenitud consciente de este árbol sagrado que es la propia vida. A los seres de luz, a las flores exóticas, extremadamente sensibles en la cruda realidad consciente.

Deseo expresar mi eterna gratitud, a quienes, en este plano existencial me han ayudado y aconsejado, durante el camino de la vida, con suma paciencia, amor y gratitud.

A todos mis seres queridos, familia y amigos del alma.

A todos, mi agradecimiento eterno por ser fuente inefable de inspiración, infinitas gracias de corazón…

Maika Etxarri Yábar

                                                                    ENTREVISTA

Mi libro Talwardat nljla es la voz de mi propia alma, siento cómo vibra, cómo late acompasada igual que un corazón, es mi alma en éxtasis fundida con la luz del universo. Es una caricia suave del universo a mi alma, entre el viento… Es un canto al alma cósmica con la luz del universo.
Es luz de amor infinito del Ser Supremo creador del universo.
Es agradecimiento sincero a millones de corazones inmortales en éste, nuestro universo.
Es paz que serena las tormentas y  truenos del caos infinito mundano. Es una respuesta mágica ancestral del universo ante el caos de la existencia humana.
Es una conexión entre todas las almas desde el principio, desde el origen de la humanidad, desde el árbol sagrado de la vida. Una conexión con las raíces profundas de la auténtica sabiduría y verdad. Una fusión de átomos de energía, que entrelazan palabras bellas y sonidos sutiles impregnados de esperanza. Es una melodía dulce, que susurra bellas palabras desde la luz inefable del universo: paz, amor, gratitud y verdad. Solidaridad, justicia e igualdad. Fraternidad, austeridad, libertad.
Es un despertar a la auténtica luz, a la sabiduría y verdad del Ser Supremo creador del universo.
Un despertar a la iluminación de todos los pueblos, desde el origen de la humanidad, hasta la fusión del alma con el polvo cósmico.

 

Mi libro habla del despertar del pueblo esenio a orillas del mar Muerto en Qumrán; del despertar a la verdad y a la sabiduría. Es un libro repleto de bellas metáforas sobre la libertad, e inmortalidad del alma.

Se remonta a los orígenes del pueblo esenio en la antigua Palestina. Los esenios eran conocidos como los hijos de la luz. Era un pueblo elegido dentro del pueblo hebreo. Los hijos de la luz eran ascetas, ermitaños, místicos, espirituales, en búsqueda de la verdad y sabiduría suprema. Vivían en monasterios y en aldeas de Judea. Forjaron la Gran Fraternidad blanca, sus valores eran la austeridad, igualdad y fraternidad. No concebían la esclavitud. Creían en la inmortalidad del alma humana. Vestían túnicas blancas como símbolo de su pureza espiritual. Eran conocedores del arte dulce de la palabra. Se cree que Jesús y San Juan Bautista fueron esenios. Nunca se ha podido demostrar la pertenencia de Jesús y Juan El Bautista a esta comunidad pero si estaban en el mismo camino espiritual e ideológico. De hecho la primera comunidad esenio se asentó en el desierto de Judea en búsqueda de la purificación y de la sabiduría.

La purificación física y espiritual era fundamental en la comunidad esenia. La realizaban con abluciones continuas, lavados de manos, pies y cuerpo, al comenzar el día, antes de entrar en las casas, antes de las comidas y de sus oraciones.
Seguían estrictas normas en la comunidad o valores como la humildad, honestidad, amor al prójimo y compartir todos sus bienes. Vivían una parte de la comunidad en monasterios. Para ingresar en éstos tenían que pasar duras pruebas durante dos años.
También vivían en cuevas y aldeas del desierto de Judea.
Según Flavio Josefo, también hubo más de 4000 esenios viviendo en ciudades. Algunos vivían en Jerusalén.
Dejaron como legado los manuscritos del mar Muerto o los rollos de Qumrán. Manuscritos escritos en hebreo y arameo que fueron descubiertos a orillas del mar Muerto, en Qumrán, por unos pastores beduinos a finales de 1946 y 1947.

Los esenios caminaban descalzos porque respetaban la tierra como ser viviente y cuidaban de ella. Eran rectos, justos, disciplinados, honestos, estudiosos de la verdad. Buscadores de la sabiduría. Se ayudaban entre ellos de manera fraternal.
Se consideraban los guardianes de las enseñanzas y leyes divinas.
Daban muchísima importancia al poder de la palabra.

Los esenios tenían sus propios mantras o sonidos sagrados. En mi libro hago referencia a estos mantras de los hijos de la luz.

Talwardat nljla es una llamada al despertar de todos los pueblos del mundo, con la luz universal para crear una nueva cultura iniciática basada en la sabiduría, auténtica verdad, fraternidad, gratitud y paz, enarbolando la bandera de la libertad, igualdad y austeridad sin el yugo del nuevo orden establecido mundial.
De manera muy respetuosa y metafórica hablo del amor espiritual sagrado entre Cristo esenio y María de Magdala. Un amor profundamente espiritual.
También expreso con bellos frases poéticas el amor maternal de María hacia su hijo Cristo.
Investigué la vida oculta de Jesús. Se sabe que en Egipto Cristo estudió en las escuelas de Vihara y Heliópolis, escuelas de sabiduría auténticas llaves hacia el atman, hacia el conocimiento del Yo interno. Talwardat nljla muestra pinceladas de la filosofía budista e hinduista. La vida es una rueda incesante de sufrimiento (denominado samsara). Este sufrimiento sólo cesa con la liberación final, cuando el alma alcanza la iluminación suprema o la felicidad perfecta en el nirvana o moksha. Mientras el alma no alcanza la liberación, el auténtico despertar renace continuamente en múltiples existencias según la ley del karma.
Existe un Ser Supremo creador del Universo. En cada cultura se le denomina de diversas formas Dios, Allah o Brahma…
Talwardat nljla es una alegoría de la libertad e inmortalidad del alma humana. Contiene 346 páginas de bella prosa poética.

Es un libro especial, dedicado a mi madre Juana con amor, a todas las madres coraje, a la Madre Libertad y a la MadreTierra.

 

               “A mi rosa del desierto, a mi madre Juana con amor”

 

 

A mi madre Juana, la más bella flor de Jericó, la joya del Nilo, la auténtica flor de loto en el jardín del Edén:

Madre, te quiero, tu alma dulce es mi bello universo. Madre: ¡Te quiero!… Te quiero aquí y ahora, en el eterno presente, lirio-rosa de mis sueños. Amor de noche plateada. Noche, sendero de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso. Infinitas gracias madre por el inmenso regalo de la vida.

Madre: ¡Escucha lo Inmenso! ¡Escucha los bellos sonidos del pueblo esenio en el silencio! Escucha el “Om” en los breves silencios dormidos de tu alma, en los silencios rotos de las calmas aguas de un transparente mar de plata. “Om” poderoso mantra para que tu alma fluya como un rayo de luz blanca hacia Brahma. Mantras de los hijos de la luz, finos destellos de cobre y plata. Madre: ¡Te quiero! Te quiero aquí y ahora, en el eterno presente, lirio-rosa de mis sueños. Amor de noche plateada. Noche, sendero de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso.

¡Despierta hija de la luz, con el amanecer rubí y los cielos de ámbar! ¡Despierta en el eterno presente de mis sueños! ¡Despierta en mi plena consciencia suprema, en el camino de las nubes blancas!

Madre te quiero eternamente, en la inmensidad del universo, desde el origen, desde el principio del Génesis, desde el árbol sagrado de la vida.

Madre eres mi “Om”, la flecha directa a la inmortalidad del universo etéreo. Eres la flecha hialina, transparente, entrelazada con la brisa y el viento de mi desierto.

Eres puro y sabio conocimiento, mi atmán interno y mi auténtico Brahma interior. Eres mi universo anhelado, mi ser consciente y mi bella flor durmiente.

Madre, estrella de los mares, eres miel dorada de azúcar de caña. Eres lluvia fina que moja mi corazón y mi alma. Eres garza dorada y cisne plateado, en los océanos de la inmensidad cósmica de mi alma. Eres hija del sol y de la luna roja. Hija de la luz infinita plenamente consciente, en mis sueños dorados, eternamente. Prometida del viento, diosa de la aurora; hija de la luna, en mis noches plateadas. Eres constelación suprema, cometa infinito y polvo de estrellas, en las tierras inmortales nevadas de mi querido Himalaya.

Mma thlit gori, madre te quiero, tu alma dulce es mi bello universo. Tu alma es mi flor de loto plateada, en el reino mítico de Shambhala.

Hueles a dulce mariposa libertaria y hermosa flor de Alejandría. Eres bello reflejo de mariposa dormida, en los espejos plateados de mi eterno silencio dormido.

Amor de noche plateada. Noche, camino de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso. Amor de madre, amor inmortal desde el principio del universo, desde el Génesis, desde el árbol sagrado de la vida.

Madre, eres mi estrella Mióstenes, en el camino de las nubes blancas hacia la dulce inmortalidad. Eres mi ninfa dorada, en mi inmenso jardín de plata. Eres mi musa inspiradora, mi bella princesa dorada. Eres susurro dulce, en las tiernas madrugadas; palabra bella, en el fondo de mi alma. Eres hoja de agua viva plateada, aroma fragante de canela en rama. Eres rumor tenue, fantasía armónica de metal, entre finos rayos de soles y luces. Eres tierna madrugada cautiva, caricia dulce de plata fina.

¡Mma thlit gori! ¡Madre te quiero! Te quiero eternamente, en mi inefable y bello universo.

¡Roh asid amllal, sahm doniyt! ¡Alma de luz blanca, flecha al universo! Almas que fluyen, como rayos de luz infinita hacia Brahma. ¡Om Namah Shivaia! ¡Om Mani Padme Hum! Mantras de los hijos de la luz, finos destellos de cobre y plata.

¡Madre te quiero! ¡Mma thlit gori! Te quiero aquí y ahora, en el eterno presente, lirio-rosa de mis sueños. Amor de noche plateada. Noche, sendero de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso.

¡Despierta hija de la luz, con el amanecer rubí y los cielos de ámbar! ¡Despierta en el eterno presente de mis sueños! ¡Despierta en mi plena consciencia divina! ¡Despierta en mi renacer a la realidad existencial!

Soles despiertos, mares de cielos en tus sueños. Sutiles sueños etéreos, entre destellos de oro y finos reflejos. Fantasías armónicas de metal, cascadas musicales de delfines en el mar. Delfines azules embriagan tu plácido soñar. Madre tu dulce soñar, es mi eterno soñar en la mar. Tu dulce perfume es flor sutil de azahar, en mi apacible caminar.

Mariposa del pueblo esenio: ¡Despierta a la vida eterna! ¡Despierta con el amanecer dorado en el jardín del Edén! ¡Roh sahm doniyt! ¡Alma flecha al universo! ¡Lanza tu alma pura y blanca, como un rayo de luz hacia Brahma!

Madre, amor de noche plateada. Noche, sendero de plata hacia el amor absoluto, hacia la mirada inefable de lo Inmenso.

Y tú, ninfa dorada, despiertas a una dulce inmortalidad en el camino de los cielos. Cielos de terciopelo raso, cubiertos de estrellas doradas. Y bajo las cumbres nevadas de Asia, yacen dormidas, tu alma y mi alma.

Mares de plata embriagantes inundan tu plácido sueño inmortal. Tus sueños de azahar, finos destellos de plata envejecida en la mar. Sueños de fantasías de metal, cascadas frescas de manantial. Tu apacible inmortalidad, agua de lluvia suave en la inmensidad.

Tu piel candorosa brilla aterciopelada, como la suave seda egipcia de los zocos. Azúcar de caña y miel de romero endulzan tus tibios y hermosos sueños, en el atardecer dorado del desierto. Eres la rosa caprichosa de mi desierto, la luz más candorosa de mi infinito universo. Eres exquisita flor de loto, el cisne bello de mis sueños rotos. Y tu alma danza sutilmente entre lirios de pasión y nardos, entre finas láminas de flores, entre ríos de sueños y leones. 

Madre, piadosa y amada, eres mi querida princesa, mi bella musa dorada. Eres diosa creativa, inspiradora inefable de mis odas poéticas, con el fino rocío del alba.

Madre, tus alas son hojas plateadas que susurran palabras de amor, palabras, en los vientos cálidos de mi desierto. Tus alas son pura hermosura, donde la libertad besa instantáneamente a la luna. Tu sol, con sus rayos dorados, regala a mis ojos magia de suaves plumas, entre caricias de brisas y finas auroras. Tus dulces abrazos son claros de luces, luces infinitas de plateados mares. Destellos tenues de rayos, entre rebrillos finos de soles dorados.

Son palabras dulces que brotan de mi corazón, como pétalos rojos de una bella flor, como cascadas de agua viva, como gotas de lluvia fina. Son palabras poéticas de dulce amor, en el camino de plata hacia lo Absoluto, hacia la consciencia universal. Son sonidos bellos en tu búsqueda, en tu renacimiento a la luz blanca plateada, en el encuentro con tu atmán interior.

Tú madre, eres mi ángel, mi dulce misterio. Eres mi brillante noche estrellada, levemente irisada. Prometida del viento, hija del sol y de la noche, envuelves mis anhelados deseos en un arcoíris de cristales pequeños. Arcoíris de luces rotas, finos destellos de cobre y plata, con el amanecer rubí y los cielos de ámbar.

Conchas de nácar y perlas de plata adornan tu dulce morada. Morada que habitas en nuestro lejano desierto, desierto de rosas y plata. Corales y conchas de perlas resguardan tu alma pura y blanca.

Y los pájaros trinan con el alba, en el camino de las nubes blancas. Jilgueros dorados cantan en tu desierto. Cantan dulces sonatas, en breves silencios, a la brisa de los vientos. Cantan con el alba, cuando ya despierta la hoguera de tu alma. 

Madre, eres dulce ninfa dorada; sirena cautivadora en los inmensos mares de plata. Eres diosa de la aurora, diosa mitológica de hermosas leyendas en la inmensidad de los cielos de Shambhala. Cielos de terciopelo raso, cielos cubiertos de estrellas doradas.

Bajo las cumbres nevadas de Asia, yacen dormidas, extasiadas en un silencioso letargo, tu alma y mi alma.

 

Maika Etxarri Yábar

Copyright Derechos Reservados

 

Maika Etxarri Yábar

DNI 18200570A

Movil 625503080

(Selección de Patrick Jonas)

Acerca de patrickjonas

Este es uno de varios de mis blogs. En las páginas dice: Visita mis otros blogs y allí en uno de ellos está mi identidad. (patricia roi jonas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s